+49 (0) 5722 50 40 info@ozontherapie.de Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 4:00 p.m.
+49 (0) 5722 50 40 info@ozontherapie.de Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 4:00 p.m.

Ozonoterapia Normobárica

Ozonoterapia normobárica en comparación con el método hiperbárico

  • Los dispositivos hiperbáricos contienen varios sistemas de seguridad que funcionan independientemente
  • Estos dispositivos funcionan con un sistema aislado, por lo tanto no existe ningún riesgo de contaminación como con el procedimiento normobárico (ver casos de Hepatitis con terapia normobárica)
  • El método hiperbárico logra una presión de oxígeno significativamente mayor en la botella de plasma
  • Se obtiene un potencial de reducción significativamente mayor bajo las mismas condiciones
  • ⦁ Se obtiene una saturación de O2 significativamente mejorada en la sangre arterial mientras al mismo tiempo se alcanza un mejor suministro de oxígeno al tejido.
  • Mientras existe una relación directa entre el aumento de la presión parcial de oxígeno en los eritrocitos y un potencial de reducción mayor, esta o una relación similar no ha sido demostrada para el plasma sanguíneo
  • Los sistemas de extracción de sangre asistidos por presión son mucho más suaves para los componentes sanguíneos, porque el vacío de extracción es controlable. El sistema normobar es dependiente del vacío de la botella. Un vacío de botella alto al iniciar la extracción tiene como consecuencia una alta aceleración de la sangre del paciente, por lo tanto la energía de impacto de los componentes sanguíneos sólidos en el filtro del conjunto de transfusión es extremadamente elevada llevando a cabo la destrucción múltiple de estas partes (hemólisis)
  • Los sistemas de gravedad (normobar) se basan en volúmenes de sangre de 50 – 80 ml.
    Los sistemas asistidos por presión trabajan con un volumen de sangre de 200 ml. La cantidad de ozono requerida es de 3000 microgramos por 50 ml de sangre lo cual equivale a 60 microgramos por ml de sangre (terapia normobar). 3000 microgramos con 200 ml de sangre equivalen a 15 microgramos por ml de sangre (terapia hiperbárica) lo cual equivale a un impacto mucho más bajo en la sangre del paciente brindando más eficiencia y mayor éxito del tratamiento.
  • Tiempo: 80 ml se sangre equivalen a 1600 gotas, con una velocidad de transfusión de 90 gotas/min resultan 18 minutos de retorno de sangre (normobar).
    200 ml de sangre con una presión fisiológica de 120 mm Hg necesitan aproximadamente 6 a 8 minutos para el retorno de sangre.
    El ahorro de tiempo de la infusión de presión genera un alivio para el paciente mientras aumenta simultáneamente la eficacia de la terapia.